lunes, 4 de marzo de 2013

Novelas históricas

El género de la novela histórica tiene muchos seguidores, pero a menudo ha sido estigmatizado como una especie de clase B. Rompo una lanza a favor de un género que, además de reunir las características clásicas de toda novela, tiene la dificultad del encuadre histórico, lo que lleva aparejado un proceso largo y lento de documentación. Como en todo, las hay buenas y las hay malas. Hay novelas históricas con una excelente ambientación pero un pobre argumento, y a la inversa. Pero cuando encontramos una buena combinación de ambas, una coexistencia en equilibrio y simbiosis, podemos deleitarnos saboreando una buena historia en la Historia. Hablo del caso de novelas como "El libro de Saladino", "A la sombra del granado", "El médico" o "Los pilares de la tierra".
Mi primera novela es histórica y, salvando las distancias, he procurado encontrar ese equilibrio. Si lo he conseguido o no, no me corresponde a mí valorarlo, sino a vosotros.