sábado, 11 de mayo de 2013

LA NOCHE EN BLANCO

Málaga ha vestido sus calles de cultura esta noche. Conciertos, museos abiertos, arte callejero, lecturas... la ciudad se ha convertido en espectáculo y las calles han sido tomadas de una manera muy diferente a como normalmente lo hacemos. El evento se llama "La noche en blanco". Esta noche no hay prisa, no hay agobios, no hay cabezas gachas mirando la pantalla del móvil mientras caminan evitando tropezar. Esta noche el arte ha asaltado la ciudad y, por lo que he visto, la gente ha sido su cómplice. Muchos se empeñan en decir que la "telebasura" tiene sentido porque es lo que vende, pero hoy miles de personas lanzadas a la calle para disfrutar de los espectáculos me han demostrado lo contrario. Han disfrutado de la música, de los museos y de las expresiones artísticas más sugerentes. 
Tal vez el problema con la cultura sea hacerla accesible, sacarla a calle, y dejar de "sacralizarla" como algo sólo alcanzable y deseable por unos pocos, por una parte, y conseguir que su precio sea más acorde al pueblo que la demanda, por otra. La cultura, por definición, no puede ser elitista, la cultura no es un bien exclusivo que sólo unos pocos pueden comprar. Hagamos de la cultura un derecho y un deber, porque sólo un pueblo culto está preparado para dirigir su destino...