miércoles, 11 de diciembre de 2013

"EL VIEJO Y EL MAR", DE ERNEST HEMINGWAY.

La nueva novela que he leído es “El viejo y el mar”, del gran Hemingway. “Por quién doblan las campanas” me fascinó y por eso me he decidido a leer esta novela corta. De nuevo aparecen en la temática las grandes obsesiones del autor: la aventura, la osadía, la valentía, el peligro, la vida al límite, en todos sus sentidos... 
En un lenguaje directo de frases cortas e intensas, Hemingway describe la particular odisea de un anciano pescador cubano que sale en su barca y se enfrenta a la naturaleza para sobrevivir. El hombre consigue una gran pieza y tiene que protegerla y llegar sano hasta la costa, luchando incluso con varios tiburones para conseguirlo. 
Tal vez sea una metáfora sobre cómo el éxito atrae la desgracia, sobre la vida como una lucha solitaria contra fuerzas que nos sobrepasan, sobre lo que verdaderamente importa cuando todo te falta… 
La obra es de fácil lectura, con la salvedad de algunos términos del argot pesquero que salpican las descripciones. Desde mi punto de vista, constituye más un ensayo sobre la condición humana que una novela propiamente dicha. Se percibe un aire filosófico que lo impregna todo con reflexiones y análisis. 
Una obra de calidad para pensar, para dejarse llevar por las palabras, que embisten como olas de un mar inquieto…